martes, 11 de noviembre de 2008

Relacionarse, no relacionarse


Una vez mas siguiendo a Osho encontré en palabras claras lo que yo pienso y porque este tiempo decidí estar sola, y pensar un poco antes de volver a empezar.

... El amor es un estado del ser, la relación es sólo un aspecto secundario. Pero la idea que solemos tener del amor es básicamente la relación, y no se reduce a eso.
Necesitas las relaciones porque no podes estar sólo, porque todavía no sos capaz de meditar.
debemos ser capaces de estar sólos completamente sólos y ser felices. Entonces tu amor ya no es una necesidad sino un compartir.
Suele ocurrir en el mundo: no tenés amor, la persona a la que crees amar tampoco tiene amor en su ser, y ambos mutuamente se piden amor.¡ dos mendigos mendigandose !
¿dónde esta el amor? Nadie se molesta en dar pero todos quieren recibir. Si todos buscan recibir, nadie lo recibe y todos se sienten vacíos y tensos. No existen cimientos y has empezado a construir el templo por el tejado. Se desmorona en cualquier momento. Vos sabes cuantas veces se desmorono tu amor, pero seguís haciendo lo mismo una y otra vez. ¡Vivís en esa inconsciencia! No ves lo que le venís haciendo a tu vida y a la de los demás. Actúas de forma automática como un robot, repitiendo las viejas pautas, sabiendo perfectamente que ya lo hiciste antes. Sabes cual es el resultado, y en el fondo sabes que va a pasar lo mismo, porque no hay ninguna diferencia. Te preparas para la misma conclusión, el mismo desmoronamiento. Podes aprender del fracaso en el amor, a ser mas consciente y mas meditativo. ¡Si meditar es lsd definitivo! Cuando te sientas tan feliz en tu ser, que sentís que no necesitas ninguna relación, recién ahí estas listo para relacionarte. Esa es la diferencia entre relación y relacionarse. A la relación te aferras, y relacionarse es una corriente en contante movimiento, un proceso. Conoces a una persona, la queres, porque tenés mucho amor para ofrecer... y cuanto mas das, mas tenés. Al contrario de las leyes económicas del mundo exterior. Una vez que lo hayas comprendido das y compartís.

La relación es un fluir del río: el río pasa junto al árbol, le dice hola, lo nutre , le da agua... y sigue su curso, su baile. No se aferra al río. Y el río no dice<. <<¿A dónde vas? ¡Estamos casados! Si pensabas abandonarme por qué has bailado así a mi alrededor? ¿Por qué me has alentado? >> No ; el árbol colma al río con sus flores, profundamente agradecido, y el río sigue fluyendo. En esto consiste relacionarse. Si pudiéramos ver al amor de este modo, de manera adulta: seriamos personas que nos conocemos, compartimos, seguimos andando, sin sentimientos de posesión, ni dominación. En otro caso el amor es simplemente una lucha de poder.

1 comentario:

  1. Me mataste con esta,porque detesto a Osho...igual te leo, solo que en esta paso...jeje

    besotesssssss

    ResponderEliminar

Vos que pensas?