lunes, 8 de diciembre de 2008

Lo que no veo...


La semana que paso para mi fue un stress, soy como una maquina que no para hasta que se rompe, así que mi cuerpo me puso el freno, tengo 21 años y tengo una úlcera porque concentro los nervios en la boca del estomago. El fin de año, la familia, la mudanza a mi nuevo hogar, mis amigos, mi cabeza que planifica a mil por hora, el gym, encima hace unos meses vengo preparando y rindiendo una materia cada 15 días, y para completar intento entender a los hombres. Claro que es lógico que para esta altura estoy cansadisima. Tenia que rendir dos materias pero suspendí una porque no me da el cuerpo. Muchas veces no me doy cuenta de todo lo que tengo alrededor, me lleno de nervios, buscando superarme todo el tiempo, pensando a futuro y no disfruto de mis hermanas, de mi familia, de mis amigos. Pase el finde tomando agua, salí con una amiga a un bar a tomarme un litro de agua, no puedo comer casi nada, y hoy
dije basta fue, necesito relajarme suspendí la mesa de final que tenia que rendir mañana, y me pase la tarde disfrutando de mi familia. Viendo como mi mama mi hermana y su novio armaban el arbolito navideño, mi abuela arreglaba su casa, mi abuelo pintaba un cuadro mas, mi otra hermana miraba tele y mi papá paseaba por mi casa. Hicieron 40º de calor, mi hermana estaba inquieta y aburrida porque no tenia que hacer, papá quiso organizar un asado, se puso a limpiar la parrilla y mi hermanita agarro la manguera y cuando me asome me mojo, nos corrimos por mi casa como dos nenas de 5 años mojandonos con una botellita de agua helada, mojamos toda la casa, obvio que después como soy la mas grande me toco limpiar a mi. Le escondí el colchón en el vestidor de mamá y nos corrimos un rato más mientras con sonrisas me decía tee odiooo!!! me las vas a pagar!!!...jajaja... Ahora después de reírme tanto y sentirme una nena de 5 años jugando con mi hermanita que tiene 15, estoy completamente relajada, sin preocupaciones, en paz. Me doy cuenta que la vida es tan simple y yo me la complico tanto. Que en ves de ir y comprarme un miorelajante para aflojar mis nervios, correr y reírme con mi hermana es lo mejor que me puede pasar, ella disfruta que la molesto porque es mi forma de mimarla, prestarle atención, y yo disfruto de ella que me hace reír. Cuantas veces no nos damos cuenta de que hay tantas cosas para pasarla bien, cosas simples, unos mimos con la familia, un poco de paz con los amigos, reírnos un rato. Estos momentos donde paro por obligación, me doy cuenta lo tonta que soy por llenarme de cosas para hacer, exigiendome mas de lo que puedo y tratando de ser mejor de lo que soy todo el tiempo ¿¿¿esperando que ??? ¿a que precio?...
Pongamosnos a pensar todos que cosas simples estamos dejando de lado y si el precio que pagamos vale la pena. Y si quieren cuentenme, esa es la tarea para el hogar de hoy.

2 comentarios:

  1. Lo importante es que no estés tan acelerada como para no darte cuenta auqnue sea cuando frenás por obligación, de todas esas cosas lindas que tenés y de las cuales podés estar orgullosa.
    El ser humano se complica por naturaleza creo, pero a medida que pasa el tiempo uno comienza a tener esas reflexiones más a menudo, cosa que a los 20 no pasaba...
    Un beso =)

    ResponderEliminar
  2. la belleza de las cosas simples solemos dejarlas de lado por ir en el este mundo atropellando al tiempo.
    lindo darse cuenta de esas cosas.

    saludos

    ResponderEliminar

Vos que pensas?