lunes, 15 de junio de 2009

Y asi fue que fuiste.

Hace unos días no sabia bien que sentía, no sabia porque lo sentía. Hace dos semanas una noche fui a su casa estábamos juntos, él estaba bien pero yo no. El me abrazaba pero yo no sentía nada, él se acercaba y yo estaba fría, él no entendía que me pasaba y yo solo me quise ir. Cuatro veces me pidió que me quede y la ultima ves me levante de la cama junte mis cosas y dije me voy. Me fui sin darle un beso, me fui llorando en el auto 15 minutos que es lo que tardo de su casa a la mía, y él se quedo ahí afuera viendo como me iba sin entender que me pasaba. La noche siguiente volví, pero volví llorando, me senté enfrente suyo mirándolo a los ojos llorando como quien llora una pérdida porque yo estaba llorando su pérdida. Le dije que para mi ya nada es lo mismo, le dije que las cosas eran muy diferentes y que no era como yo me lo imaginaba, le dije que no estábamos bien, que no sabia que quería, que lo quería pero no como antes. El con toda la paciencia del mundo, me dijo que sabia que no me daba lo suficiente, pero que nunca le dije que era lo que yo buscaba. Nunca lo vi tan triste como ese día, ese día sentí que mis palabras le dolían, ese día entendí que aunque yo dude, y aunque él no lo demuestre en el fondo me quería. Me pregunto tres veces si quería estar con él y yo solo respondía que así no, entonces me dijo que no me preguntaba la forma, sino lo básico de si quería o no estar con el y le dije que no sabia. Le dije que no sentía que él me diera seguridad, y me dijo que tal ves yo estaba buscando algo mas, algo diferente, que tal ves yo me negaba a reconocer que ya no quiero estar con él y que necesito a un hombre diferente al lado mio. Le pedí que nos diéramos un tiempo para que cada uno pueda pensar que quería, que sentía, y así cada uno pudiera tener en claro porque se iba a jugar porque iba a pelearla. Esa noche cuando salia de su casa le pedí que me abrace, me abrazo y llore sin parar, me subí al auto y otra ves llore 15 minutos hasta mi casa. Me volví a Córdoba y los primeros días me negué a pensar, empecé a extrañarlo de a ratos y a querer dejarlo otros ratos. Me dividía entre extrañarlo y necesitarlo y odiarlo por no tenerlo cerca, odiarlo porque no termina de jugares, ni pelea por nada, es como que a él nunca le afectara nada. Pase días pensando intentando descifrar que me pasaba, porque ya no siento lo mismo, ya no me emociona tanto, y se que lo que quiero en él ya no lo encuentro. Primero me culpe a mi misma por mis miedos, le hable lo iba a dejar me dio vuelta y me manejo la conversación de una manera que termino demostrándome que él nunca me iba a fallar y no lo deje. Pasaron 2 días sin hablarnos y anoche le dije que me enojaba que se haya dejado estar, que esta en su casa esperando que alguien le golpee la puerta y le ofrezca el mejor trabajo del mundo, que me enoja que ya no se arregla como antes, que solo come, duerme, compite en jueguitos que si bien pagan no es lo que le corresponde hacer de su vida a nadie. Me enoja, me duele, me decepciona, y no hacen dos meses, ni tres, hace un año que esta así dejado, abandonado, toda su vida fue flaco hizo deportes y siempre tiro para delante nunca se quedo parado como ahora, subió mínimo 6 kilos, sus ojos ya no brillan como antes, su cara esta triste, y practicamente ya no sonríe. Sale los findes, se chupa tres días de seguido, sabiendo que se esta matando porque ya el cuerpo le esta poniendo frenos y no se cuida, después se pasa el resto de la semana quejandose por lo que le duele, pero no va al medico, y si le digo que se cuide se enoja. Me dice que me parezco a la madre, que soy pesada, que primero le salgo con que no se lo que quiero y que él me lo banco y que ahora le salgo con esto y que ya lo canse. Pero si yo no se lo digo, no se lo dice nadie, todos le festejan su autodestruccion, y aunque no se si sigo enamorada de él lo quiero y por eso busco lo mejor para él. Estoy a 1200 kilómetros de mi casa, vivo sola, me levanto por mi, cocino por mi, me arreglo por mi y hago mi vida porque tengo ganas de vivir. Teniendo en cuenta que si quisiera estar con otro podría meter en mi cama un tipo diferente todas las noches si quisiera, pero sin embargo estoy acá preocupandome por él que esta lejos, por él que esta dejando que la vida le pase por encima. Y entendí que si el quise hundirse, si el quiere dejar que la vida le pase por encima que lo haga, yo no me quiero hundir con el y el tampoco quiere agarrarme la mano para no hundirse.
Así fue como se termino, así fue como el no se dio cuenta de que no se lo decía para lastimarlo, ni para criticarlo, que se lo decía porque realmente me pone mal verlo así y realmente ya no es el hombre del que yo me enamore. Así fue como le dije que si no quería que yo me siga preocupando por el entonces que yo tenia que hacer mi vida sola, y me dijo hace tu vida.
Y después drexler dice " que nadie sabe porque un día el amor llega y nadie sabe porque un día el amor se va", pero yo si se que así como el se abandono, así me abandono a mi, así dejo que se vaya muriendo lo que yo sentía por él. Entonces bebé, no entendiste que yo todo lo que yo quería lo quería con vos, que quería cenar con vos, desayunar juntos, dormir juntos, vivir juntos, llorar juntos, quería la vida entera con vos, pero fue mucho para que te dieras cuenta. Pero aunque digo que voy a hacer mi vida, en el fondo los dos sabemos que siempre voy a estar para él, que de lejos voy a seguir preocupandome, informándome de como esta y que hace porque aunque ya no quiera estar conmigo, yo siempre voy a querer estar con él, o con lo que era él.

7 comentarios:

  1. abandonandose el te abandono a vos. No te dejes hundir conél Yo termine un matrimonio y rompi con una familia porque el miestras hablaba de su retiro yo recien sentía que empezaba a vivir. Duele seguro pero sino se quiere el no puede querer a nadia aunque no se de cuenta. QWuizas tu decisión logre enderezarlo Y espero que por su bien y el tuyo si todavia te importa lo haga. A veces los milagros existen A mi no me todo pero ojala a otros si

    besos

    ResponderEliminar
  2. Es cierto Pablo recuerdos que quedaron atras y de esos que no vuelven.

    Freedom: no creo que el milagro me toque a mi, pero por su bien espero que mi desicion yactitud lo haga reaccionar porque hice hasta lo imposible y nada sirvio. Pero por lo menos estoy tranquila de que intente hasta lo imposible. Gracias por la buena onda! Besos

    ResponderEliminar
  3. Mmm mmm... A veces los caminos se van separando sin querer. Puede qna de las partes, en este caso él, haya caido en la comodidad, en la rutina. Puede parecer una estupidez pero dejar de cuidarse es parte de cierta comodidad o conformismo. Pero en una pareja eso es como tomar pequeñisimas dosis de veneno. A la pareja hay que alimentarla, mimarla... Sino, siempre se termina perdiendo esa magia de "los primeros tiempos"; y finalmente sentimos que nos enamoramos de una ilusión,nada vuelve a ser lo de antes. Ahi es cuando yo me pregunto si en realidad la persona que teniamos a nuestro lado es la que en un principio conocimos, o eso fue solo un "personaje", y en realidad son lo que vino despues.
    Como sea, no te dejes caer con el. Si dijiste basta es porque realmente lo necesitabas. Y si, no solo basta con eso, solo diste el primer paso; pero sabe que es por tu bien.
    Abrazo grande

    ResponderEliminar
  4. ME GUSTO EL CAMBIO DE CARA!!! RECUERDO MI PRIMER CAMBIO DE CARA FUE DE ESTOS MISMOS COLORES!!! Y PODRIA DECIR QUE POR LA MISMA CIRCUNSTANCIA!!! BESOS SOLTE!!!

    ResponderEliminar
  5. Parece que el otoño es el tiempo de las rupturas niña. Hace unos dias que hablamos y parece todo tan distinto...
    En fin, solo el tiempo puede definir que va a pasar. Vengo de una situacion parecida y tengo total empatía con lo que escribiste. Espero que, mas alla de COMO lo resuelvas, lo resuelvas, y aunque no puedo evitar ni mitigar tu dolor en estos momentos, sabe que aca, lejos pero constante, hay alguien presente que te entiende y con quien podes contar.

    Un abrazo Sol, te deseo lo mejor

    ResponderEliminar

Vos que pensas?