viernes, 25 de febrero de 2011

Verano

Antes de empezar el año nuevo, decidi que este año mi nuevo lema iba a ser dejarme llevar. Hacer la plancha y dejar que el año del conejo lleve a esta soltera tigre hacia el lugar que me corresponde. Cansada de pensar que hacer, a donde ir y de buscar algo que no encuentro, decidi ir a donde la vida quiera que vaya.  El primero de enero una de mis mejores amigas me dijo solte nos vamos de vacaciones a brasil arma el bolso, de un día para el otro... Empece a dudar y dije bueno veamos si consigo pasaje, si resuelvo todo lo demas voy. La vida queria que vaya y consegui pasaje, asiento individual, el mejor servicio para el dia exacto que necesitaba. Arme el bolsito, compre reales y alla fui derechitoo. Necesitaba unas vacaciones entre amigas, sol, playa, caipirinhas y las sorpresas que la vida me quisiera regalar ya que pasaba mi cumplee ahi...
Salimos a caminar las compradoras compulsivas, para arrazar con toda oferta que encontremos, pero entre oferta y oferta mirando todo lo que estaba en rojo, aparecio el dueño de una remera roja.  Lo mire, un morocho interesante esos que atraen mucho, bronceado estaba divino, me quedo mirando y cada uno siguio su camino. Claro como siempre tengo que ir en contra de lo normal, viaje 1.000 kilometros para fichar un flaco que vive en la misma city que yo. Simplemente fue un comentario de que lindo que estaba el morocho y de que lo tenia visto de algun lado, a lo que la rubia confirmo sii es de la city. Seguimos la busqueda de ofertas y  una noche aparecio el morocho en nuestro grupo, era amigo de nuestros amigos. Se presento y desde ese dia presto atencion a cada una de las boludeces que yo contaba, y cuando estabamos en el mismo lugar se quedaba hablando conmigo.  La última noche, le dije que sus ultimos dos dias el clima iba a estar horrible y se iba a acordar de mi que se lo habia avisado. Pero en el caso de que yo fallara en el pronostico tambien se iba a acordar de mi, y se iba a reir porque estaba equivocada, pero al fin y al cabo se iba a acordar de mi. Me pidio alguna info para contacto, un telefono, un mail algo, no queria darle nada porque lo que el no sabia es que yo ya sabia que tenia novia. Le dije que me diera su mail entonces yo decidia si agregarlo o no, pero se dio cuenta de que no iba a agregarlo y me dijo lo hacemos parejo vos me das el tuyo y yo te doy el mio. Se lo di y me volvi a la city con lo que para mi fue simplemente un lindo recuerdo del verano.

2 comentarios:

  1. Este año viene con todo para todas las solteras. Sabelo.

    ResponderEliminar
  2. me gusta el comentario de Anoia jajaa que asi sea!

    bien lo que hiciste...lo que apsa en el verano ahi queda...

    para emociones amororsas queda todo un año

    un besote

    ResponderEliminar

Vos que pensas?